martes, 7 de abril de 2009

¿Soy una mierda de sumisa?


Esta foto es de "archivo". Fue de aquella vez con las chinchetas. En su día quedó censurada por parecerme un poco sangrienta, para que la gente no se asustara. Pero, al igual que la arruga cuando se llega a cierta edad, soy de las que piensan que la sangre es bella. Toda esa sangre salió del agujerito que dejó una de las chinchetas: alucinante. Pero no es para tanto: mi cuelo sigue vivito y contento de poder seguir con nuestras historias.




Dicen que tengo el mismo carácter de mi abuela, una mujer de armas tomar. Suelo ser la que tomo las decisiones en todo, incluso en temas familiares. No olvidaré jamás el día que murió mi abuela. Somos una familia muy unida, y mi abuela era la matriarca. Recuerdo que bajaron su cuerpo a Duelos, para ir preparándola y que hiciésemos los papeles. Recuerdo a mi madre y a mis dos tíos hablando de qué hacer, dónde, etc. Yo andaba por allí, metiendo el hocico. Al final fue yo la que decidí dónde enterrarla, si hacer la misa en la parroquia o en el tanatorio, las palabras de su lápida…

Todo esto viene xq quiero intentar explicar como es mi carácter. Con 20 años decidí vivir sola, xq no aguantaba la idea de seguir siendo una “carga” para mis padres y xq necesitaba hacer mi vida.

Digamos que soy una mujer (al igual que mi querida abuela) de armas tomar. Paciente, alegre, positiva, muy marimandona, con capacidad para el mando. Y claro… ¿Cómo puede ser que me sienta sumisa?

A veces pienso que soy una sumisa de mierda. Y creo que realmente es así. Muchas veces no pongo de mi parte todo lo que debiera. Pero es que tengo el carácter fuerte y es complicado separar la vida “real” del “juego BDSM”.

Hay puristas que me dirían que entonces no soy sumisa: a veces también lo pienso, no hace falta que me venga ningún gurú del BDSM a decírmelo.

Tranquilos, no me estoy menospreciando, mi religión no me lo permite. Simplemente digo la realidad: para mi es complicado separar ambas cosas. Y si lo es para mi más tiene que serlo para mi Amo.

Pero él os diría que lo llevamos fantásticamente bien, cosa que es cierta. Es decir… que yo me quejo de que soy una mierda de sumisa, pero en realidad para él no es así. Cierto que a veces me resisto, que hay que repetirme varias veces las cosas, incluso hay veces que no me apetece y no me apetece, y no podemos hacer nada al respecto.

No voy por detrás de mi Amo cuando andamos, sino a su izquierda y agarrada de su brazo. Tampoco pido permiso para ir al baño (aún que lo hemos hecho muchas veces, es divertido). Si vamos al cine somos ambos los que decidimos que película vemos, si quiero comprarme una falda por mucho que mi Amo me diga que no me lo compro, etc. Podría deciros mil cosas que no hago.

¿Y que hago como sumisa? Adorar a mi novio, quererle, saber que es el hombre de mi vida. Me diréis: bueno, eso tampoco es nada del otro mundo. No, no creo que lo sea, cualquier enamorado siente lo mismo.

¿Qué cosas hago por él? Pues… mmmmmmm ¿Vale hacerle la comida? Bueno, me temo que no, casi todas las mujeres españolas lo hacen con sus parejas, así que no es de sumisa.

También aguanto que ponga las lavadoras mal: siempre mete algo de color en las blancas, y lo que es casi peor, meter algo blanco en las negras… Pero eso también lo ha aguantado mi madre toda la vida. Así que eso tampoco es de sumisa.

Claro, vosotros me diréis que en este blog hay muchas fotos que demuestran lo que yo hago por mi Amo. Y si, tenéis razón: Le entrego mi cuerpo para que “experimente” con lo que quiera (bueno, digamos que casi con lo que quiera, xq como mierda de sumisa que soy tengo límites, y él los respeta como buen Amo). Pero… a la vez que le entrego mi cuerpo también le estoy entregando mi mente, ¿no? Vamos, que no creo que sea posible entregar una cosa sin la otra.

Hay gente, muy tonta, por cierto, que menosprecia el dolor. Entiendo que haya gente que no le guste, que prefiera dominar psíquicamente. Me parece fantástico. Tengo una amiga que dice que los que practican D/s psíquica son parejas en las que la parte sumisa no quiere aguantar dolor, así que el Amo se contenta con dominar lo que la parte sumisa le deja. Yo quizá no sea tan drástica (aún que he de admitir que creo que hay parte de verdad en esto) pero no me gusta que la gente haga de menos a los que si nos entregamos a través del dolor.

Mucha gente piensa que al ser masoca el dolor no te duele. ¡¡Ingenuos!! El dolor duele siempre. Bueno, vale, hay dolores (unos pellizcos en los pezones, unas pinzas, unos azotes en el culo) que pueden ser muy placenteros, sin que haya dolor de por medio. Pero cuando hablo de ese dolor que siempre duele hablo de un dolor intenso, más elevado. Ese dolor siempre duele, pero nos entregamos a través de él a nuestros Amos.

Me temo que el texto no tiene ni pies ni cabeza, que es un popurrí de ideas. Me pasa como cuando hablo con alguien: empiezas hablando de lo jodido que está todo en España y terminas hablando de las posibilidades del tofu en una dieta vegetariana.

Bueno, sigo con lo mío. Os decía lo de los masocas xq creo que es un concepto mal entendido en esto del BDSM español. Está el lado que se maravilla por todo lo que aguantas (cosa graciosa, xq lo más “espectacular” suele ser de lo que menos duele) y se creen que sólo por eso eres una sumisa cojonuda. Luego están las personas que creo que valoran en su justa medida tu aguante al dolor, tu entrega con ello. Y luego están los que, como ellos no pueden conseguir eso de sus sumisos, intentan hacerte a ti de menos. Esos son los que me tocan un poco las narices… Pero bueno, son unos caraculos, asíq allá ellos con sus ideas.

Volviendo a lo de la entrega… Creo que realmente me entrego en todo lo que hago. Me explico: si es verdad que cualquier pareja del mundo se quiere, se adora. Pero yo adoro y quiero a mi Amo, me entrego a él a través de nuestro amor. También es verdad que cualquier mujer prepara la comida (y los hombres también, lo sé) pero yo siento que, cuando le preparo a Edu algo que le gusta se lo estoy preparando como sumisa a su Amo. Es decir, es trasformar todo lo que cualquier persona haría sin sentir que se entrega a la otra persona en entrega pura y dura. Quizá esto me viene por mis creencias católicas (que otro día contaré).

Entonces… al final no me queda claro si soy una mierda de sumisa o no, luego le pediré a Squares que escriba algo, a ver como lo entiende él.

Siento lo extenso del texto, pero como últimamente leo tanto a Spirit… pues creo que me está contaminando un poco. Suya es la culpa (y eso que ni le conozco en persona jejejejeje).

LauraM.

4 comentarios:

{ÍsisdoEgito}JZ dijo...

Sangre és vida!!!

Vida és passion!!

Besos,

{ÍsisdoEgito}JZ

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Pues estaba dándome una vuelta por la blogsfera sado cuando me he encontrado con esta agradable sorpresa. Tras un título que me suena de algo me encuentro un texto cuya extensión me suena de algo también. No sé si soy una buena o mala influencia, pero sí sé que el texto me ha encantado.

Creo que cuando alguien expone con franqueza sus pensamientos y sentires sobre este mundo de locos (o sobre sí mismo en relación con este mundo de locos llamado bdsm) no hay sino que admirarlo. Por que la franqueza, la autocrítica, el análisis, la sinceridad, el "pasar del que dirán, así lo siento y así lo digo", el reconocerse más con sus defectos que con sus virtudes, etc....todo eso, decía, es algo que no abunda en la red, propensa más bien al las cuatro pinceladas sin ninguna instrospección o a mitificar y adorar y engañar hasta el infinito a fin de dar una imagen casi mítica de cualquier relación bdsm. Así que valga de entrada mi aplauso por tu valentía y sinceridad.

Gracias por la alusión al final del párrafo. Efectivamente, no nos conocemos en persona, pero creo que entre la gente que escribimos y leemos se va creando un vínculo. Por eso me siento capacitado para exponer unas breves pinceladas sobre lo que escribes;

No sólo no creo que seas "una mierda de sumisa" si no que creo que eres mejor sumisa que cualquier otra/o que vaya por ahí soltando parrafadas de todo lo hecho y por hacer en virtud de su Señor/a. Igual que hay que tener un gran grado de espiritualidad para llegar a ser ateo, creo que es bueno tener cierta cantidad de carácter para llegar a ser un buen sumiso. Cualquiera puede dominar a un imbécil sin voluntad. Lo bonito es entregarse libremente, decidiendo lo que se hace. Le otorga más valor.

Pero es que, además, el debate sobre si es más válida la D/s que el bdsm por que esta primera implica más entrega y esto segundo más sensaciones físicas (incluido sobre todo el dolor masoquista) me parece tan viejo como estéril. Lo importante es no es sólo disfrutar con todo lo que nos gusta/ necesitamos (o es que aquel que se siente pertenecido no lo hace por que disfruta?) si no hacerlo conociendo bien las implicaciones y consecuencias. En ese sentido, no cabe duda que le das mi vueltas a muchísimos gurús del tema que circulan por internet y que me atrevo a asegurar no han visto una fusta ni en foto.

Además, cualquier relación, de la índole que sea, (cuanto más estas del bdsm) cae en la rutina, la cotidianidad y la cruda realidad. Pretender tener una relación idílica de bdsm donde sólo haya bdsm y castigo y dominación y servidumbre y tal sólo pasa en los escritos de Elisse Sutton y en las novelas de la Baronesa Von Sadiquen. En la vida real tenemos la suerte (o la desgracia) de ser personas antes que roles. Queda siempre el vínculo entre dominante y dominado. Y en tu caso veo ese vínculo más fuerte y sincero que en la mayoría de parejas bdsm que conozco, vivan o no juntas. Por eso el ser un/a buen/a sumisa/o no se mide por hacer todo de pe a pa, fregar, cocinar y tal. Se mide por el grado de sinceridad de la entrega. Y esa sinceridad se me "transmite" pura y noble a través de tu escrito.

Por mi parte, solo cabe felicitarte por tu forma de ser y expresarlo, felicitar a Squires por tener a alguien tan leal y tan sinceramente entregado y animarte (con permiso de tu Señor) a seguir con escritos en la línea de lo comentado, sin privarnos, por favor (de nuevo con permiso de tu Señor, y aquí añado el de mi Señora para verlo) de fotos de tu culo, con corset, sin corset aunque, he de reconocer, a mi la sangre me supera un poco.

Tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

Spirit de Zoe

Laura dijo...

Querido Spirit: claro que te suena el título del escrito. Pero he de decir en mi denfesa que es una expresión antigua, casi de cunado empecé en esto del BDSM.

Me decía ahora Edu, mientras cenaba (ahora pasará a degustar mis magníficas torrijas, hechas con muuucho amor)que para él soy la mejor sumisa del mundo. Eso ya lo sabía yo. Y esq al final eso es lo que me importa: ser buena para él. Con mis defectos, claro está, que son muchos.

Pero, como le explicaba ahora a Squares, que se ha quedado un poco extrañado con el título del post, no es que yo me sienta una mierda de sumisa, sino que realmente es lo que los demás pensarían de mi. Es decir: según los miles de escritos mitificados que pululan por la red no sólo soy una mierda de sumisa, sino una cagada muy grande (uys, que escatológica que estoy hoy).

Pero esq me da igual. Llevo toda la vida siendo distinta, un poco atípica en mis creencias (de izquierdas y católica), en mis gustos musicales (puedo escuchar el heavy más chungo o a la Hna Glenda), con mi forma de divertirme, etc. Y no iba a ser menos en esto del sexo. Soy yo, somos nosotros, de verdad, 100% naturales.

Tranquilo, seguirás leyendo las cosillas que pasan por mi cabeza, aún que no sepa estructurarlo del todo bien.

Un saludo, es un placer saberse leida y, lo que es mejor, entendida.

LauraM.

Anónimo dijo...

Lo bueno si es breve dos veces bueno (aunque este dicho en particular siempre me ha parecido bastante estupido, haber quien prefiere un cachito de chocolate a toda la tableta...). A lo que iba;

Si sois felices que mas dan los nombres o terminos. A vivir y comer torrijas amorosas :D

Besotes.