jueves, 18 de diciembre de 2008

Los 3 culos


Parece que nos hemos aficionado a hacer fotos con 3 culos en pompa... Y es que, apesar de ser una apasionada de los números pares, tengo que admitir que el número 3 es mágico y especial.

Aparte de cuerdas aquella tarde en el garaje hubo látigos, palmetas, manos, fustas... Lo que mayormente se conoce como azotes, vamos.
3 culos de sumisas, 3 Dominantes dispuestos a satisfacer los deseos más oscuros de ellas... y este es el resultado: culos rojitos, doloridos... y mujeres y hombres encantados casi por igual.

LauraM.

martes, 16 de diciembre de 2008

Vacuum bed

video
Video de la vacuum bed del garaje. Experiencia totalemente recomendable

sábado, 13 de diciembre de 2008

Cuerdas y látigos.




Vino Lily a nuestra casa para pasar unos días de "descanso". Squares llevaba semanas pensando en preparar algo especial para que disfrutásemos todos. La sorpresa para Lily fue tomando forma, poco a poco, hasta que quedó todo confirmado. Vendrían Mario y Valentina, David (un experto con los látigos), Shibari y canela. En total 8 personas: 4 sumisas y 4 dominantes... la cosa prometía.

Quedamos a una hora un tanto extraña (eso pasa por dejar a los hombres preparar las cosas). Después de una ligera espera entramos al Garaje. Lily ya se olía todo, aún así le gustó.
Después de acomodarnos decidimos empezar. Lo primero 3 de los culos de las sumisas en pompa (pondré la foto en breve) para poder spankear agusto. Mano, palmetas, gatos, la "asesina", el "mejicano"... no faltó de nada. Después pasamos a los látigos, de lo que ya hablaré.

Estando Shibari no pudimos ignorar las cuerdas. Primero fue canela la atada, más tarde Lily, después llegó mi turno. Cuando Squares le pidió a Shibari que me atara también estaba atada canela, con la que compartí espacio y meneos... Fui azotada con ganas por David y mi Señor... hacía tiempo que no lloraba ni me quejaba, pero lo consiguieron. No sé cuanto tiempo pasaría... en el Garaje dicen que hay una especie de agujero del tiempo que te absorbe, lo corroboro.
Os seguiré contando...

LauraM.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Suspensión



Este sábado nos acercamos a la fiesta del local Dark Sabbat. La velada prometía: nos encontraríamos con grandes amigos. Yo preparé mi ropa con bastante tiempo de antelación: un corpiño blanco que me regaló una amiga, las medias trasparentes, los "calcetines" blancos (a los que le cosí unos lacitos azules monísimos), la diadema (hecha por mi), los zapatos y los dos collares de perlas (azul y blanco). Mi Amo, q es muy solidario, decidió vestirse de blanco para ir a juego los dos y, al menos, llamar los dos la anteción por el colorido...

Allí quedamos con unos amigos, subimos y, tras una agradable charla en el salón principal, pasamos a la mazmorra. No podría decir en q momento entramos, sólo que salimos de allí a las 6 de la mañana. Hubo látigo manejado por mi Señor, un gato maravilloso dejado por unos amigos... y Mario, un Dominante maravillos que ayudó a Squares a poner mi culete como debía de quedar: rojo pasión. Después de limpiar la sangre (xq hubo, y bastante, es lo q tienen las palmetas con pinchitos...) llegó Valentina, sumisa de Mario, que venía atadita ella, muy apañada. Mario me dijo que le había pedido a Dávide que le hiciera una suspensión a su sumisa, imagino que debió de mirar mi cara de deseo porque me dijo que podríamos pedirle que me hiciera una suspensión también a mi. Después de ver como Valentina aguantó estoicamente lo suyo, me tocó a mi. No diré q estaba nerviosa, pero si tenía curiosidad. Curiosidad porque no sabía si podría aguantarlo, no sabía cual sería la sensación, si aguantaría el dolor, la respiración... Cuando me subieron los dios pies lo q sentí fue muchísimo dolor en las piernas. Las cuerdas mordían mi piel, pero Dávide y Mario enseguida tiraron de otra de las cuerdas que me habían colocado alrededor de la cadera, entonces sentí volar. No creo saber explicar la sensación. Dolor, por supuesto, orgullo por poder aguantarlo apesar de mi peso, felicidad por sentir el orgullo de mi Amo... no sé cuanto tiempo aguanté, no creo que mucho, pero me pareció maravilloso. Ya preparando lo siguiente, sabiendo que puedo con las cuerdas.

Ya os contaré.

LauraM.